lunes, 31 de agosto de 2015

Bolsas de Asia se encaminan a peor caída mensual en 3 años por inquietud sobre la Fed, China

Los mercados financieros globales lucían encaminados el lunes a otra semana difícil, en momentos en que las acciones y las materias primas caían antes del reporte de unos datos que podrían dar pistas sobre cuándo comenzarán a subir las tasas de interés en Estados Unidos y unas encuestas que pueden revelar una mayor debilidad en China.
La confusión sobre la dirección política en las dos economías más grandes del mundo agitó a los mercados globales la semana pasada, cuando las mayores oscilaciones de precios en años llevaron a los inversores a buscar refugio.
El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón restaba más de un 1 por ciento y se encamina a un descenso de un 10 por ciento este mes, su peor declive mensual desde mayo del 2012.
El índice compuesto de Shanghái llegó a caer más de un 3 por ciento en un punto de la sesión.
En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 1,3 por ciento.
"Un retroceso en el mercado era de esperar, ya que algunos inversores están recogiendo ganancias después del repunte de dos días", escribió Gerry Alfonso, director de Shenwan Hongyuan Securities, refiriéndose a un breve rebote a fines de la semana pasada.
"Los inversores parecen estar esperando hasta que la cifra del PMI manufacturero (de China) sea reportada esta semana antes de tomar decisiones importantes", agregó.
Un sondeo de Reuters mostró que la actividad del sector fabril de China probablemente cayó en agosto a un mínimo en tres años. Otras encuestas sobre la manufactura y la actividad del sector de servicios en China también se darán a conocer el martes.
Los operadores también están inquietos antes de unos datos económicos estadounidenses que serán reportados esta semana, después de que los comentarios de un funcionario de la Reserva Federal sugirieron que un aumento de la tasas de interés en septiembre es más probable de lo que algunos inversores esperaban.
El vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, hablando en la conferencia del banco central en Wyoming, dijo que la reciente volatilidad en los mercados mundiales podría allanar el camino para un alza de las tasas de interés.
Frente a la moneda japonesa, el dólar cedía un 0,6 por ciento a 121,03 yenes tras subir el viernes a un máximo en una semana de 121,76 unidades.
El euro sumaba un 0,6 por ciento a 1,12550 dólares después de tocar el viernes un mínimo en ocho días de 1,1156 unidades.
Los futuros del petróleo en Estados Unidos bajaban un 1,3 por ciento, a 44,62 dólares el barril, después de saltar más de un 6 por ciento el viernes.

El oro al contado operaba estable en 1.133,98 dólares la onza, después de caer más de un 2 por ciento la semana pasada en su mayor desplome en cinco semanas.
Reuters

miércoles, 19 de agosto de 2015

China inyecta más de $100.000 millones para estimular la economía

China ha inyectado cerca de 100.000 millones de dólares en dos bancos encargados de conceder préstamos y ha puesto a disposición de 14 instituciones financieras otros 17.000 millones para tratar de estimular la economía.

El banco central chino, PBOC, concluyó el martes las aportaciones respectivas de 48.000 millones de dólares en el China Development Bank y 45.000 millones en el Export-Import Bank of China, señala la agencia oficial Xinhua.

Estas inyecciones pretenden reforzar el capital de estas dos instituciones financieras (estructuras para la puesta en marcha de las políticas públicas) y apoyar la actividad económica, según la agencia.

Este miércoles, el PBOC anunció que había proporcionado 110.000 millones de yuanes (17.200 millones de dólares, 15.500 millones de euros) a 14 instituciones financieras, para facilitar el crédito a medio plazo con el fin de "mantener el nivel de liquidez" en el sistema.

La institución anima a las entidades bancarias a que hagan uso de esta línea de crédito para apoyar a "las pequeñas empresas, el sector agrícola" y a los "eslabones débiles" de la economía china, precisa el PBOC en un microblog.

"Esto sugiere que el banco central se esfuerza en guiar estos fondos a la economía real, en particular, a las empresas exportadoras y a la construcción de infraestructuras", dijo a la AFP Wang Shengzu, un economista de Barclays Capital.

De hecho, la segunda economía mundial está en plena desaceleración. Pekín proyecta para este año un crecimiento del 7%, pero incluso este objetivo, que sería el peor resultado del gigante asiático en un cuarto de siglo, parece difícil de conseguir.

El banco central ha multiplicado las medidas de expansión monetaria. Desde noviembre, ha bajado en cuatro ocasiones los tipos de interés y ha reducido en varias ocasiones el nivel mínimo de las reservas obligatorias de los bancos para facilitar la concesión de préstamos, pero con un éxito incierto.

"Los fondos liberados mediante esta expansión monetaria precedente no llegan a la economía real. La mayoría estaban bloqueados en las instituciones financieras y se destinaban a impulsar los mercados bursátiles", subraya Wang.

La Bolsa de Shanghai creció un 150% en el lapso de un año debido al endeudamiento masivo de los inversores atraídos por las ganancias fáciles. Pero esta subida eufórica del mercado, desconectado de una economía real en plena desaceleración, acabó a mediados de junio. Las bolsas chinas perdieron el 30% en tres semanas.

Las recientes inyecciones de 100.000 millones de dólares en el China Development Bank y el Export-Import Bank of China han sido operadas por Wutongshu Investment Platform, un organismo estatal que supervisa las inversiones de las reservas chinas de divisas extranjeras, precisa Xinhua.

Las reservas de cambio de China, las mayores del mundo, se elevaban a finales de julio a 3,65 billones de dólares, según los datos oficiales, frente a los 3,73 billones de finales de marzo.

La agencia Bloomberg News informó recientemente de que el China Development Bank (otra institución encargada de ejecutar las políticas públicas) y el Agricultural Development Bank of China proyectaban emisiones de deuda de 1 billón de yuanes (141.000 millones de euros) para financiar proyectos de infraestructura, en otro intento de reactivar la actividad económica.

AFP

martes, 18 de agosto de 2015

Así será el cheque único que regirá en Venezuela desde octubre

Desde el primero de octubre de este año, los bancos del país solo aceptarán cheques con formato estándar, según informó el Banco Central de Venezuela en un comunicado, según lo reseña lanacionweb.com
La estandarización de cheques fue anunciada en julio, cuando se informó que el 30 de septiembre vencerá el plazo para comenzar a utilizar en todo el sistema financiero público y privado un formato que contará con un nuevo material y códigos de seguridad.
El representante de la Asociación Bancaria, José Grasso Vecchio, explicó en su momento las ventajas del cambio: “Es único, en el sentido de que las medidas de seguridad del cheque van a ser iguales para todas las instituciones financieras. En la práctica los ciudadanos no notarán ninguna diferencia”.
El nuevo cheque fue diseñado entre la Asociación Bancaria y técnico del BCV.
Los bancos nacionales ya han solicitado a sus clientes que verifiquen sus chequeras y procedan al cambio en caso de no tener el nuevo formato.

lapatilla.com